Taller de Tormas

_MG_8192

Como ya les hemos compartido, entre las actividades que se han planeado para los participantes en este retiro de Tara Verde están los talleres vespertinos. Uno de ellos es el taller de tormas. Seguramente el nombre no les suena familiar, pero si han visto alguna vez un altar budista, es probable que identifiquen estos objetos.

_MG_7861

Las tormas son ofrendas que se brindan a los budas, en este caso a Tara Verde, con el propósito de que presten atención a nuestras peticiones para poder avanzar en nuestro desarrollo espiritual, recibir sus bendiciones, y llegar a ser de beneficio para todos los seres sintientes.

DSC_0364

 

El taller es dirigido por Lama Karuna Tara y Lama Lodro Wangmo que con entusiasmo y paciencia dan las instrucciones al grupo. Para hacer las tormas primero se mezcla avena, un poco de agua y mantequilla o aceite vegetal. La combinación de estos ingredientes lo hacen las lamas antes de recibir a cada grupo, para abreviar tiempo y tener la materia prima con la consistencia correcta.

DSC_0376_MG_8161Lo primero que hay que hacer al llegar es ponerse el delantal, lavarse las manos, colocarse un tapabocas y ubicarse alrededor de una mesa de madera. Cada participante recibe una porción de la masa y la primera instrucción es hacer un cono de aproximadamente 12 centímetros de largo y una base de unos tres o cuatro centímetros de diámetro. Hay muchos tipos de tormas pero los que aquí aprendemos son dos tipos específicos para la práctica de Tara Verde: shalze y kartor. En el centro de la mesa de trabajo hay un modelo de cada una para que los participantes nos guiemos.

Las tormas shalze tienen una base más amplia y ancha, un leve engrosamiento en la parte media, y la punta termina en un pequeño diamante, que se logra haciéndole “pellizco” con el dedo índice y pulgar. Mientras que las tormas kartor tienen una forma cónica más delgada y por base se les añaden a los lados cuatro triángulos de masa que recuerdan a los pétalos de una flor.

_MG_7887

A primera vista parece que hacer tormas es muy sencillo pero a muchos nos tomó más de cinco ensayos lograr las proporciones adecuadas, solamente para hacer uno de los dos modelos. Esta dificultad generó sorpresa y risas, y más cuando las monjas al revisar nuestras tormas irregulares, las destruían y volvían a amasarlas. Incluso en ocasiones cuando lográbamos acercarnos al modelo, de cualquier manera las deshacían, para animarnos a practicar y tal vez, para recordarnos la impermanencia.

Una vez logradas las tormas, las barnizamos con mantequilla derretida y las metimos al refrigerador. A las tormas se les añaden al frente, en la parte larga, algunos discos llamados tepkyus que parecen flores redondas elaboradas con mantequilla y cera de abeja, y su centro es una bolita de esta misma mezcla teñida discretamente con una gota de color vegetal.

DSC_0359

Nos han comentado que las tormas, con frecuencia, son parte de la dieta de los osos y otros animales que visitan el monasterio. De hecho acabamos de ver a un oso que disfrutaba de los restos de comida de la puya de anoche. ¡Que osos más afortunados que se alimentan de bendiciones!

_MG_8166

RETIRO DE TARA VERDE, KTD 2014

Writers / Escritores
Andrea Tague
Lorena Orozco
Verónica Frutos
Arturo Cordero
América Vera

Translator / Traductora
Raquel Cajiga

Editors / Editores
Hope Jinishian
Beth Keenan

Photographs / Fotografías
Alessandra Otero
Nelly Toledo

Coordinators / Coordinadores
Leslie Serna
Ven. Tenzin Dapel
Alberto Fournier

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s